Encuéntranos en:

Inglés-Español

PBX (571) 6042515
Telefax (571) 5234616
Celular: 310 8668665
Calle 109 No. 18C - 17 Cons. 312
E-mail: info@enriquepenuela.com

  • LIPOESCULTURA

Consigue el Cuerpo que Siempre Haz Deseado

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, incluyendo las mejillas y el cuello, los brazos y las mamas, el abdomen, las nalgas, las caderas y los muslos, y las rodillas y los tobillos. La liposucción no es un sustituto a la pérdida de peso, sino un método para retirar acúmulos localizados de grasa que no responden ni a la dieta ni al ejercicio. Si usted esta considerando la posibilidad de someterse a una liposucción, en la consulta médica obtendrá información completa acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar.

¿Existen Riesgos? ¿Hay Garantías?

La liposucción es una técnica segura, siempre y cuando se seleccione bien al paciente, se realice en una clínica u hospital y sea practicada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, en algunos casos se pueden producir complicaciones, sobre todo cuando se extraen cantidades elevadas de grasa en una sola vez. Otra condición frecuente, aunque poco peligrosa, es la acumulación de líquido bajo la piel conocido como seroma (que debe ser drenado) y la formación de irregularidades en la piel especialmente cuando ésta tiene una condición previa de flacidez, estrías o falta de adecuado tono o liposucciones previas. Aunque las complicaciones serias son muy raras, la pérdida excesiva de líquidos pueden provocar una situación grave. Se pueden reducir notoriamente los riesgos escogiendo a un cirujano plástico cualificado, que realice esta técnica en una clínica autorizada y siguiendo detenidamente sus instrucciones. Las cicatrices de la liposucción son mínimas y situadas estratégicamente para que queden escondidas, incluso cuando llevamos bikini. Sin embargo, pueden presentarse algunos problemas estéticos, independientemente de la experiencia del cirujano plástico, como pueden ser las irregularidades sobre la piel tratada, y cambios de pigmentación que pueden ser permanentes si nos exponemos al sol de manera prematura o si existe alguna condición propia del paciente que predisponga a dicha situación. En algunos casos pueden producirse asimetrías que exijan una segunda intervención.

Después de la Cirugía

Tras la cirugía se pueden colocar tubos de drenaje bajo la piel durante 2 ó 3 días para disminuir la posibilidad de que se acumulen fluidos. Se colocará una faja compresiva para controlar la inflamación y favorecer una correcta adaptación de la piel a los tejidos. Suele ser necesario llevarla durante 2 meses en forma permanente, y luego sólo durante el día durante unas semanas más, dependiendo de la evolución propia de cada paciente. También pueden administrarse antibióticos para prevenir la infección. No espere tener un aspecto óptimo justo después de la cirugía; además se encontrará más pesada debido al exceso de fluidos que se administran. Las áreas tratadas estarán hinchadas y con hematomas y se puede tener una sensación de ardor bajo la piel. Requerirá de una serie de masajes posteriores a la intervención, que realizadas por manos expertas, mejorarán y acelerarán el proceso de recuperación y también asegurarán que la piel se adhiera de la mejor manera al nuevo contorno corporal. El dolor se alivia considerablemente con la medicación prescrita para el período post-operatorio. Puede perder sensibilidad en la zona tratada; no se preocupe, retornará. No es infrecuente sentirse algo deprimido en los primeros días o semanas tras la cirugía; sepa que es algo normal y que cederá a medida que vaya viéndose mejor.

La curación es un proceso gradual. Se le indicará que comience a caminar tan pronto como le sea posible (para prevenir la formación de trombos venosos en las piernas), pero no realice actividades intensas durante las primeras 2 a 4 semanas. Los puntos serán retirados entre los 5 y 10 días, y podrá volver a trabajar en 3 a 7 días, o como mucho, tras 2 semanas desde la intervención, dependiendo de la extensión de la liposucción y de la evolución médica post-operatoria. La hinchazón y los hematomas desaparecerán en el primer o segundo mes tras la liposucción; sin embargo, una mínima inflamación puede mantenerse durante 6 o más meses. Solicita Tu Cita de Valoración


  • Videos Lipoescultura

La liposucción es una técnica muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal con cicatrices mínimas. Los resultados pueden ser permanentes, siempre y cuando mantenga unos habitos alimenticios y de actividad física sanos. Si usted gana peso lo hará de manera más homogénea y no sólo en los depósitos localizados de grasa. La mayoría de los pacientes están muy satisfechos con los resultados de su liposucción; pueden utilizar ropa más variada y están más satisfechos con su cuerpo. Siempre y cuando sus expectativas de futuro sean realistas, se encontrará feliz con su nueva silueta. Solicita Tu Cita de Valoración


Derechos Reservados Dr. JORGE ENRIQUE PEÑUELA 2011©